El objetivo del proyecto “Aunar esfuerzos para la conservación especializada de este Bien Inmueble de Interés Cultural” donde se encuentra vinculada la Gobernación del Atlántico,  está dirigido a mitigar el deterioro progresivo que sufre la infraestructura, es decir alargar su vida, dada su ubicación geográfica rural, donde la agresividad de los factores físicos y ambientales generan graves riesgos y aceleran el deterioro de esta arquitectura vernácula.

¿CÓMO SE TRAZA LA ESTRATEGIA DE CONSERVACIÓN EN CONJUNTO CON LA ALIANZA DE LA GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO?

La estrategia trazada se originó en el Estudio Técnico-financiero de Uso Autorizado y funcionamiento del inmueble patrimonial, en su sección Plan de Mantenimiento Preventivo y Correctivo. En esta sección se abordan tres campos así: 

Funcionamiento: Lo determina el contrato especial de comodato No. 533 de 2007 y el parágrafo del artículo 1° del decreto 2358 de 2019, que se ciñe a las obligaciones de una entidad custodia que conserva y exhibe una BIC-Nal.

En este orden de ideas, este funcionamiento corresponde a toda la cadena de procesos de planeación, inducción, capacitación, socialización y evaluación del Plan de Mantenimiento que conceptualizan todas las actividades rutinarias y especializadas en dicha infraestructura.

Mantenimiento: comprende la ejecución de procesos del cronograma mensual de tareas técnicas rutinarias y programadas del plan de mantenimiento, las cuales son supervisadas por un arquitecto restaurador.

Restauración: Hace referencia a las intervenciones realizadas por equipos interdisciplinarios como restauradores de bienes muebles, de bienes inmuebles, ingenieros, topógrafos, historiadores, bajo el marco legal y lineamientos técnicos de la Dirección Nacional de Patrimonio del Ministerio de Cultura por tratarse de un Bien de Interés Cultural Nacional.

Estos tres campos permiten generar un frente de conservación estratégico, que desde distintas teorías del conocimiento generan resultados de alto impacto que están acorde a lo descrito por las ordenanzas, señalando que esta infraestructura física patrimonial conservada, se convierte en jalonador de nuevas oportunidades para el progreso de Usiacurí.

Bajo este propósito de conservar un patrimonio departamental formalmente declarado, en el año 2007, se unió la Gobernación del Atlántico; y con esta alianza, se constituyó una exitosa experiencia, objeto de estudio, de la interacción entre sector público, comunidad y el sector social, que mitiga la pobreza, dignifica nuestros municipios atlanticenses y promueve la identidad colombiana.